Luna de miel en Italia

by moon
0 comment
"alt"túnel en Amalfi"

Inglés

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Luna de miel en Italia

Mi propia experiencia fue increíble. Tuve la suerte de vivir el día más bonito de mi vida en mi propia boda. Fue como he comentado antes en el post anterior un subidón de alegría y a la vez mucho nerviosismo.

Pasados dos días de la boda nos fuimos a un destino de película. Desde hacía mucho tiempo tenía ganas de ir a la Toscana en Italia. Era un sueño hecho realidad ya que me encanta el vino y la comida italiana. Una luna de miel en Italia, no se puede pedir algo más romántico. Empezaríamos en Milán y terminaríamos en Nápoles.

Lo organicé todo hasta el más mínimo detalle. Para mí comer bien es muy importante, así que busqué y rebusqué los mejores lugares. Tenía todos los sitios donde nos quedábamos reservados. Para mí planearlo fue un placer. Saber que después de la boda íbamos a hacer un viaje de luna de miel en Italia así me hacía muy feliz.

Italia es un país fascinante y la Toscana me atraía muchísimo. Voy a describiros con todo detalle el viaje para que cojáis ideas y conozcáis donde estuvimos. Quizás os apetezca hacer algo similar y así os ayude con vuestro destino de luna de miel.

Preparación de la luna de miel en Italia

Nuestro viaje lo realizamos del 10 al 19 de Septiembre. Primero volamos a Milán ( Malpensa) desde Palma de Mallorca con Easyjet. El billete de ida nos costo 95.86 euros. Teníamos también pagado el billete de vuelta que seria desde Roma (Ciampino) a Palma el día 19 sep. con Ryanair . Ese billete de vuelta nos costó 75.96 euros. Los compramos con varios meses de antelación.

Habíamos alquilado también con antelación un coche para recogerlo en el Aeropuerto de Milán (Malpensa) a la llegada. Lo hicimos desde Palma por internet con la compañía Rentalcars.com, el proveedor local en Milán sería la compañía Locauto.

Como seguro de viaje por si pasa cualquier cosa que nunca se sabe recomendamos los seguros Mondo que tienen una app con la que puedes consultar con un medico y dar parte de un incidente sin necesidad de cobertura telefónica.

Aparte está el seguro de cancelación ofrecido por la compañía travel2be.com. Ojalá no tengas que utilizarlo pero si surge cualquier cosa te reembolsan el 85% de los billetes de avión. Es un seguro que algunas empresas ofrecen directamente cuando les compras los billetes a ellos.

Comienza el viaje

Luna de miel en italia

Ahora nos centramos en la luna de miel en Italia

Teníamos pensado ir en coche desde Milán hasta la Costa Amalfitana. Nuestro destino final seria Nápoles donde dejaríamos el coche en el aeropuerto para ir luego en tren a Roma. Allí ya cogeríamos el avión de vuelta a Palma.

Esta opción es la que nos salía más barata y práctica ya que queríamos ver muchos sitios en poco tiempo. Nos costó el alquiler del coche, 9 días por 295 euros con un depósito de 500 euros que es lo normal en todas las compañías de alquiler de coches. El depósito de gasolina nos lo dieron lleno y lo teníamos que devolver lleno.

El coche que alquilamos era un Renault Clio pero una vez allí nos dieron un Lancia Ypsilon que es de gama parecida y estaba muy bien. 

Una vez subidas en el coche y con mucha ilusión empezamos la ruta desde Milán en nuestra luna de miel en Italia. Como teníamos la comodidad de parar donde quisiéramos así lo hicimos.

Verona

Desde Milán pasamos por Verona lo primero, donde comimos. Teníamos muchísima hambre y estábamos deseando comer algo de pasta por fin y tomar un vino. Elegimos un restaurante de comida tradicional italiana “Osteria Il Ciottolo”

Como teníamos que continuar hasta Florencia en esta luna de miel en Italia nos dimos prisa en comer para visitar luego la Casa de Julieta.

Es un lugar lleno de turistas donde está el famoso balcón y una estatua de Julieta. En la entrada las paredes están llenas de escritura, cosas colgadas y pegadas sobre todo corazones con deseos. Nosotras lo vimos todo sin entrar a la casa porque tampoco es que merezca mucho más tiempo según lo vimos.

De allí cogimos el coche otra vez y fuimos dirección Firenze.

Florencia

luna de miel florencia

Se tarda como 2h 30min en coche de Verona a Florencia. Buscar un parking cerca del centro fue un poco difícil pero preguntando nos indicaron uno. Aquí entra uno de las primeras cosas a tener en cuenta cuando alquilas un coche y es el tema de los parking y lo caros que son, dejas el coche por el día entero o medio día y te puede salir por unos 20-30€.

Nos quedamos esa noche en un sitio llamado Residenza d’epoca San Jacopo. Lo mejor es que estaba muy bien situado la verdad, para dormir y nada más.

Era ya de noche cuando llegamos y teníamos hambre. Tuvimos la suerte de encontrar calles muy animadas con música en directo al lado del hotel. Justo al lado de la Piazza della Passera donde había un festival de jazz, disfrutamos de una pizza con cervezas felices y relajadas en “Biancazerozero” Florencia es una ciudad para volver y vivirla más. Por la mañana hicimos el check out, pudimos dejar las maletas en la recepción del hotel y dimos una vuelta por la ciudad que nos fascinó. Desayunamos en “Caffe degli artigiani”

 

Recorriendo la ciudad

Primero fuimos al Ponte Vecchio que está sobre el rio Arno. Está lleno de tiendas de joyería y orfebrería a ambos lado del puente. Por supuesto lleno de turistas pero sobre todo a la luz del atardecer es muy romántico y merece la pena. Hay que andar después unas calles hacia abajo para poder admirarlo desde lejos ya que su color es muy singular.

Ya una vez callejeando en la Plaza del Duomo encuentras la Catedral de Florencia con tres edificios. El Duomo con la famosa cúpula de Brunellesqui, el Baptisterio y la torre campanario.

En la misma Piazza del Duomo vimos el edificio del Baptisterio de San Juan con las conocidas Puertas del Paraíso. Una gran obra de Andrea Pisano. También nos dio tiempo a ver desde lejos el Palazzo Vecchio . Todos estos sitios tenían grandes colas para entrar así que como hacía muy buen tiempo preferimos verlas desde fuera. Nos paso lo mismo con la escultura de el David de Miguel Angel en la Galeria de la Accademia.

Florencia es una ciudad para volver y pasar mucho mas tiempo ya que a nivel cultural es impresionante.

Consejos prácticos, luna de miel en Italia

Cogimos luego el coche en esta luna de miel en Italia y nos fuimos dirección a Siena. Se tarda 1h 30 en coche. Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta cuando se va en coche por las autopistas en Italia son los peajes.

A cada cierto tramo te los encuentras y son muy caros. Nos encontramos con grandes colas de coches y camiones en muchos y fue una de las peores partes de viajar en coche. Se puede pagar con efectivo o tarjeta de crédito, según sean las maquinas, cada fila tiene encima indicados para cual es.

Lo malo es que si tienes que salir en determinado momento a poner gasolina mientras estás en la autopista, sales a una carretera secundaria donde está la gasolinera. A la vuelta te fuerzan a meterte de nuevo en la autopista a pagar otro peaje lo cual molesta bastante. Así que estar precavidos  e intentar evitarlo.

Sobre todo no os equivoquéis como nosotras…

Siena

destino luna de miel italia

Llegamos a la bella Siena y nos encantó. Esta situada en el centro de la Toscana. El centro histórico está dominado por la Torre de Mangia y el Duomo, la catedral de Santa Maria Asunta. La Torre de Mangia de 102 m domina el centro de la plaza y es preciosa. Es una plaza muy grande donde se celebra dos veces al año la Fiesta del Palio.

Desde esta plaza parten un montón de callejuelas donde nos metimos para explorar la ciudad. Está llena de tiendas de productos de cuero. Nos volvimos locas con los zapatos y los bolsos. Tienen unos diseños muy elegantes y modernos. La piel es de grandísima calidad y yo aproveché para comprarme unas botas que me enamoraron.

Sin duda merece la pena venir con la maleta vacía y comprar zapatos que luego no encontrarás en otros sitios.

En la misma plaza al volver a ella vimos que en el Museo de Santa María de lla Scala había una exposición de el fotógrafo Araki. Se llamaba Effetto Araki y nos encantó, estaba muy bien presentada y mostraba una parte de la obra de este genio japonés.

Dejamos Siena con muchas ganas de volver algún día, cogimos el coche y fuimos a Volterra.

Volterra

Tardamos en coche como 1h 15. Pudimos aparcar fácilmente en un aparcamiento que el sitio donde nos quedábamos tenia reservado. Se llama Toscanamente y es un pequeño apartamento con su cocina y baño. Muy cerca de la ciudad tiene una pequeña terraza con vistas. El dueño encantador nos indicó a donde ir y que hacer en la visita a la ciudad. A la salida nos regaló un cuadrito de acuarela de la ciudad, muy majo el señor. Nos estaba encantando esta luna de miel en Italia.

Volterra es un pueblecito de la Toscana famoso por haberse rodado algunas escenas de la serie de películas Crepúsculo. Nos sorprendió su arquitectura Medieval y la cantidad de turistas que había. La mayoría de los restaurantes y locales estaban llenos de americanos. Parece que la Toscana les atrae también bastante.

Restaurantes en Volterra

Como teníamos hambre lo primero que hicimos fue hacerle caso al dueño y nos fuimos a la Plaza principal. Allí estaba el restaurante La Carabaccia Volterra. Un lugar muy típico italiano con sus manteles a cuadros rojos . Ofrecían un menú que nos pareció muy apetitoso y lo pedimos. Nos encantó la pasta con tomate y gallina junto con el vino tinto de la casa. Disfrutamos mucho la verdad y es un sitio muy recomendable donde te sientes bien y comes a gusto.

 

Después nos dimos una vuelta por la ciudad que esta rodeada por una muralla. Vimos dónde se rodaron alguna escena de Crepúsculo lo cual le da un interés extra. Es una ciudad con calles estrechas y misteriosas todo de piedra. Nos contaron que había una piedra grande donde las brujas hacían rituales antiguamente. Por lo visto los deseos se hacían realidad si la tocabas así que con ese pretexto nos recorrimos muchas calles.

Por fin después de dar vueltas la encontramos y no la recomendamos la verdad porque está en medio de una carretera al final de toda la ciudad. Pero pedimos el deseo por si acaso y a la vuelta nos encontramos con una pizzería. Estaba llena de gente local así que seguro que seria buena. Se llama Pizzeria Le Balze y las pizzas que pedimos con el vino tinto del lugar nos encantaron. A veces conviene perderse por las ciudades y así uno se encuentra con sitios verdaderos que no están en las guías. Así disfrutas más tu luna de miel en Italia.

Por la mañana desayunamos en la terracita del Airbnb y seguimos viaje al pueblecito de San Gimignano.

San Gimignano

Al ir en coche por la carretera te vas encontrando la Toscana que esperabas. Esos campos llenos de viñedos son espectaculares. Parece que todo ha sido diseñado perfectamente por alguien. Desde una distancia puedes apreciar las casas típicas rodeadas de cipreses con sus viñedos en fila . Todo muy cuidado y con un orden que llama la atención. Hacíamos la broma de que se veía a lo lejos a un jardinero que era el que lo cuidaba todo.

Tuvimos la suerte de que al ser Septiembre antes de la vendimia todos los viñedos estaban todavía con las uvas. Eso le daba un aire aún más autentico y mágico a todo. Fue de las cosas que más me gustó en esta luna de miel en Italia.
Paramos de vez en cuando para observar ese maravilloso tapiz delante nuestra.

Cuando llegamos a nuestro destino en San Gimignano llamado “Maggie’s million dollar view room” nos encantó. Es como un terreno con varias casas que tienen habitaciones. Encima de una colina en mitad de la campiña. Había una paz absoluta. Tiene espacio para aparcar lo cual es siempre una alegría extra. Hicimos el check in, dejamos nuestras cosas y nos fuimos al pueblo andando por un caminito. Allí disfrutamos de la puesta de sol en un lugar llamado Enjoy.

Nos lo había recomendado Maggie la dueña del Airbnb que vive con su madre y hermano allí. Son muy simpáticos y lo tienen todo súper cuidado. La decoración del sitio es muy típica italiana así que pareces que estas en su casa con cuadros de vírgenes, de sus abuelos y antepasados.

Puesta de sol en la luna de miel en Italia

Nos recomendó ver la puesta de sol en este sitio llamado Enjoy que es un restaurante – bar donde tomamos un par de cervezas. La puesta de sol fue muy romántica y nos encantó, merece la pena ir ahí.

También nos recomendó que cenáramos en un restaurante del pueblo llamado Le Vecchie mura. Camino del restaurante nos encontramos con tres franceses que no sabían donde cenar y les recomendamos este sitio, así que fuimos todos juntos hasta allí.

Es un sitio muy bonito en medio de un jardín lleno de plantas y flores. Tiene una vista espectacular , recomiendo llamar antes y reservar al lado de las vistas ya que estaba muy lleno y tuvimos que esperar hasta que nos sentaron. Disfrutamos de una carborana y una lasagna con un vino tinto llamado Figli Luigi oddere dolcetto d’alba. Después de esta cena muy romántica paseamos por la ciudad de vuelta al Airbnb.

El camino es precioso y parece de mentira. La vista que hay de la ciudad desde lejos con los cipreses y los viñedos es increíble. Es un caminito de tierra que se hace muy romántico y lo disfrutamos mucho en esta luna de miel en Italia.

Despertar en la Toscana

Por la mañana desayunamos en el Airbnb por 5 euros cada una con productos propios que hacen allí. La tarde anterior tienes que anotar en un papel al lado de la habitación que tipo de desayuno quieres y a qué hora. Te lo tienen preparado en un saloncito muy italiano lleno de cuadritos, muebles y objetos de todo tipo. Fue muy pintoresco todo y una buena experiencia italiana. Compartes el saloncito con los otros huéspedes y a nosotras nos tocaron unos americanos muy sosos.

Hicimos el check out y como teníamos tiempo dejamos las maletas en el coche y nos fuimos andando al pueblo para verlo bien de día.

Es un pueblo medieval del siglo 12 donde se concentran 13 torres que parecen rascacielos. Tiene dos plazas principales la del Duomo y la de la Cisterna. Está también llena de turistas de todos sitios pero merece la pena. Hay varias galerías de arte y visitamos una llamada Galleria Gagliardi de arte contemporáneo. El espacio nos gustó mucho y las obras escultóricas que había en ese momento también.

Comimos en un restaurante justo en una calle principal que tenia muy buena pinta llamado Olivieri Bistrot. La pasta nos gustó mucho y la carne que servían a otras mesas parecía muy apetecible.

Sin duda merece la pena quedarse unos dos días aquí y es uno de los pueblos que más nos gustó de la luna de miel en Italia.

Montalcino

Después de ese paseo por la ciudad cogimos el coche de nuevo para ir a Montalcino. Se tarda una hora y media en llegar y como siempre el camino es espectacular con viñedos preciosos. Muchas veces parábamos el coche , nos bajábamos y disfrutábamos de las vistas .

Una vez en Montalcino nos quedábamos esta vez en un sitio llamado Il Rifugi d’altre tempi.

Nos encantó ya que está a la entrada del pueblo y al abrir la ventana te encuentras con el castillo delante tuya. Es un sitio tranquilo muy recomendable y barato.

Dejamos las maletas en la habitación y dimos una vuelta .Nos gustó un restaurante en la plaza del pueblo llamado Alle Loge di Piazza. Allí por recomendación de los camareros nos pedimos una tabla de quesos y embutidos. Los camareros eran muy atentos y simpáticos nos sugirieron hacer la cata de unos vinos llamados Rosso Biondi Santi 2015 y Canalicchio di sopra 2016 .

Mejores vinos del mundo

Aprendimos que el vino de Montalcino es de los mejores del mundo. Se hace con la uva Sangiovese y es increíble. Disfrutamos mucho sentadas allí viendo a la gente pasar y sintiéndonos como unas italianas más.

Una de las camareras nos recomendó que para el día siguiente fuéramos a un restaurante para comer la carne A la Fiorentina. Por lo visto era espectacular la pena es que no nos daba tiempo pero agradecimos mucho la hospitalidad y simpatía de los camareros. Incluso al despedirnos nos regalaron un bote de aceite de oliva de la tierra.

Tenéis que ir a este restaurante os va a encantar. Eso si, recomendamos que os compréis directamente una botella de vino entera. Os saldrá mas económico que por copas. Aquí una copa cuesta como 6 euros o 9 euros según el vino. Italia es bastante cara en varios aspectos sobre todo el comer y beber en sitios turísticos.

Nos compramos varias botellas para llevar a casa en una tienda del pueblo antes de irnos. Recomendamos aparte de las que hemos dicho el Rosso di Montalcino 2017.

Mejor restaurante del viaje

Ya una vez habiendo dejado el pueblo, por la noche cenamos en un restaurante espectacular se llama Il Boccon Divino. Está como a 15 min. Allí comimos la mejor pasta de todo el viaje, Papardelle a la carbonara la mejor del mundo sin duda, hasta repetimos. Tenia langostinos y polvos de café aparte de otras cosas. También probamos los gnocchis de trufa, espectaculares con el Rosso di Montalcino. Este sitio está en lo alto de una colina rodeado de viñedos, muy romántico. Sin duda una de las mejores experiencias de la luna de miel en Italia.

Una de las cosas que también tenéis que hacer en Montalcino es visitar una bodega y hacer una cata de vinos. Nosotras fuimos a la bodega Poggio Antico a lo largo del camino donde nos sirvieron unos vinos maravillosos. Eso si conviene reservar y saber a qué hora son las visitas porque suele estar todo lleno.

En el camino a Montepulciano aprovechamos para visitar Las Termas de San Filippo. La entrada es gratis y debes de llevar toallas propias y ropa de baño. Puedes dejar el coche en la carretera de arriba donde hay un pueblecito .Bajando unas escaleras te encuentras con un riachuelo que se va ensanchando. Hay rocas blancas calcáreas que se elevan entre la vegetación . Puedes bañarte y disfrutar del paisaje sobre todo la gran Ballena Blanca que es la roca mas grande. Eso si hay un gran olor a azufre que puede ser demasiado fuerte. Te acostumbras poco a poco y merece la pena sumergirte en el agua tibia y disfrutarlo.

Montepulciano

De allí fuimos a Montepulciano que nos gustó pero no tanto como Montalcino todo hay que decirlo. Es ideal para solo un día. Nos quedamos en el Hotel Panoramic que está bastante lejos del pueblo, es un hotel normal típico de toda la vida sin encanto pero con parking. Tiene piscina donde intentamos bañarnos pero estaba lleno de avispas y el agua helada así que solo fue un intento fallido. Están bien las habitaciones lo malo es que hay que ir con el coche al pueblo porque pilla lejos.

Por la noche intentamos cenar en distintos sitios pero estaban todos llenos, sin embargo pudimos disfrutar de una gran puesta de sol desde lo alto de una de sus murallas.

Después encontramos un pequeño restaurante llamado Opificio 16 donde nos sirvieron un rico queso con trufa en una tabla de quesos que pedimos que nos gustó mucho. Todavía nos acordamos de ese queso y cuando llegamos a Palma encontramos donde comprarlo, lo venden en el mercado del Olivar yuju! es un queso pecorino con trufa exquisito.

Pues esta ha sido la primera parte de nuestra luna de miel en Italia. En el siguiente post tendréis la segunda parte que será tan interesante como esta. Llena de buenos restaurantes y recomendaciones por supuesto.

Luna de miel en Italia

Inglés

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More