Boda Juana y Llorenç

by Inma del Valle
0 comment
fotografos profesionales mallorca mejores

Inglés

Fotógrafos profesionales Mallorcafotografos profesionales foto fotografos profesionales mallorca novios fotografos profesionales mallorca bodas fotografos profesionales mallorca bodas coche fotografos profesionales mallorca boda original fotografos profesionales mallorca noviofotografos profesionales mallorca niños fotografos profesionales mallorca boda fotografos profesionales mallorca mejores bodas fotografos profesionales mallorca chicos fotografos profesionales mallorca parejas fotografos profesionales mallorca novios boda fotografos profesionales mallorca pareja boda carretera fotografos profesionales fotos fotografos profesionales mallorca fotografos profesionales mallorca vestido novia fotografos profesionales mallorca bailes fotografos profesionales mallorca baile fotografos profesionales mallorca parejas baile fotografos profesionales mallorca novios padre

En primer lugar, tengo que admitir que como fotógrafos profesionales Mallorca te da muchas satisfacciones. En realidad, llegas a conocer a personas que de otra forma quizás no lo habrías hecho. Además, vives situaciones distintas en cada boda que son únicas.

Este es el caso del enlace entre María Juana y Llorenc. Fue un sábado de agosto caluroso pero precioso. Las viñas llenas de uvas estaban esperando a ser recogidas.

Inmediatamente llegamos a la casa que ambos comparten en Santa Eugenia. Lo primero que te llama la atención es la calidez que tiene y que cada detalle ha sido pensado. Nos gustó muchísimo además la bodega con su techo de cristal. Es espectacular y más sin duda alguna sabiendo que fue Llorenç quien diseñó la casa.

Antes de nada, nos recibió Juana ya vestida de novia como si fuese lo más normal del mundo. Enseguida nos encantó su sencillez y simpatía. Estaba guapísima y el vestido resaltaba su figura. Nos encantó su elegancia.

Seguídamente conocimos a sus padres realmente encantadores, ambos tratando de ayudar. Después de ellos entro al salón Llorenç y nos saludamos como si nos conociéramos de toda la vida. Su físico moreno y deportista nos recordaba a algún torero. Esencialmente iba a ser un buen día algo que nos encanta como fotógrafos profesionales Mallorca.…

La persona más especial que conocimos en ese momento fue Julia. La hija de ambos en cuanto nos miró con esa carita nos conquistó. No pude resistirme a sacarle las primeras fotos allí mismo con su madre. Tenía una cara muy dulce y una expresión tan tierna… Seria protagonista principal ese día sin duda alguna.

En cuanto conseguimos entre todos con bromas que Julia se pusiera la corona de flores salimos al jardín. Tienen unos viñedos preciosos al lado llenos de unas uvas que estaban a punto de ser recogidas. Tenía muchas ganas de sacarles unas fotos allí a los tres. Estaban guapísimos y hacen una familia preciosa.

El problema en estos casos es el vestido que se enreda con todo. A pesar de eso con un poco de paciencia le pudimos quitar luego lo que se le había entrelazado. Iba a ser un día muy especial y el vestido tenía que estar perfecto.

Mientras llegó por la verja el coche que habían conseguido para ir a la Iglesia. Era un Morgan inglés de color verde aceituna precioso y reluciente. Les saqué unas fotos estupendas en él a los tres. Hacía mucho calor, sin embargo, nos lo estábamos pasando muy bien.

Después de esto nos dirigimos ya a la Iglesia de Santa María donde se iba a celebrar la ceremonia. Allí ya empezaban a llegar los primeros invitados y después de saludar al cura nos preparamos como buenos fotógrafos profesionales Mallorca.

Esta iba a ser una boda atípica. Aparte de que los novios ya estuvieran vestidos y se hubiesen visto iban a venir juntos a la iglesia. Así mismo iban en el mismo coche con Julia, la hija de ambos. Además, iban a hacer el paseíllo hacia el altar juntos del brazo. Me encanta cuando ocurren cosas así distintas que dan originalidad a las bodas.

Llegaron los tres sonriendo y felices. Juana estaba radiante y Llorenç feliz y nervioso. Se notaba que él era más tímido, pero se lo estaba pasando muy bien. Seguidamente saludaron al cura en la puerta y una vez ya todos los invitados sentados entraron los dos juntos.

Al ser el cura amigo de la familia de esta forma la ceremonia fue muy amena. Dió para momentos divertidos y en consecuencia salieron buenas fotos.

Después de la ceremonia al finalizar estaba previsto aprovechar la situación para bautizar a Julia. Fue algo que todos sabíamos, pero la pequeña no. Por esto mismo cuando le echó el cura el agua pasó un mal momento y rompió a llorar. Aun así, fue un momento especial sobre todo para sus nuevos padrinos.

Una vez ya todo terminado los novios recibieron la felicitación clásica a la salida de la iglesia. Se metieron en el coche y se fueron para La Granja de Esporles donde sería el coctel y el banquete.

Anteriormente por el camino aprovechamos para sacarles algunas fotos con el coche. Además les hice correr por la carretera. Fue divertido verles así además siendo deportistas los dos, nos lo pasamos muy bien en esta sesión de pareja.

Ya en la Granja de Esporles preciosamente decorada para la ocasión nos dedicamos a ir a todos los rincones posibles. Quería sacarles unas fotos preciosas y naturales.

Son tan encantadores que cada propuesta que les hacía les parecía estupendo. Los jardines y salones nos dieron mucho juego. Finalmente, cuando tuve las fotos que quería nos fuimos hacia el coctel. Hicieron la entrada por los arcos y les estaban esperando con dos copas de champagne.

De esta forma ya una vez todos reunidos familiares y amigos les felicitaron entre abrazos y besos. El sitio del coctel entre árboles era ideal. Sacamos fotos de todos disfrutando haciendo grupos y charlando. Más tarde cuando ya se estaba yendo la luz nos dirigimos hacia la parte de arriba.

Las mesas del banquete estaban dispuestas y todo maravillosamente preparado. Sacamos fotos de los invitados ya sentados para tener el recuerdo.

Tuvimos la suerte entonces una vez ya en nuestra mesa de poder conocer mejor a algunos invitados. Esencialmente a los que trabajan con Juana. Gente increíble con un gran sentido del humor. Lo pasamos genial con ellos y nos reímos muchísimo. Da gusto cuando coincides con gente así y además de trabajar como fotógrafos profesionales Mallorca disfrutas.

El banquete fue pasando con una selección de platos estupendos. Además, aprovechamos alguna ocasión para fotografiar momentos que ocurrían entre platos.  Juana y Llorenc repartieron con la ayuda de Julia unos regalitos.

Eran recuerdos especiales de los tres a todos los invitados y se acordaron de nosotras también. Julia estaba feliz dando tarros de cristal con su nombre llenos de golosinas.

Finalmente nos subimos todos al salón principal de la Granja. El baile se iba a celebrar allí. Juana y Llorenç lo realizaron a la perfección. Tenían muy buen ritmo y se sabían la coreografía perfectamente. La verdad es que hacen muy buena pareja. Además, las miradas que se dan el uno al otro eran llenas de complicidad.

Nos ganaron por completo y salimos dándoles un gran beso y las gracias por habernos escogido para este gran día. Es una suerte cuando coincides con gente así tan autentica y te dan todo tipo de facilidades. Les deseamos todo lo mejor a los tres seguro que van a tener una vida muy feliz. Gracias …

Fotógrafos profesionales Mallorca

Inglés

0 comment

You may also like

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More